Tengo una deuda


Tengo una deuda no resuelta con el mar, y es que cada vez que vuelvo a él, siento que algo mucho más fuerte que tú y yo me abraza, y me conecta con algo de lo que nadie puede huir.

Tal vez sea su forma de recortar siluetas de sueños con el sol, o de romper con el mundo con la más sonora de las músicas, arrastrando con él a todo resquicio de vida que intente zafarse de su profundidad. Quizás se trate de su manera de cuestionar la inmensidad de nuestras expectativas con su realidad de horizonte innegable.

Sea lo que sea, y aunque aún no sepa por qué, sé que tengo una deuda con él, por haber sabido hacerme probar la libertad con todas sus letras y con todas sus alas, por haber salado mi sonrisa con esa ley que puede a cualquier ser humano.

Anuncios

8 comentarios sobre “Tengo una deuda

    1. Muchísimas gracias por todo, a ver si podemos vernos pronto… Tengo muchas ganas de que hablemos de mil cosas. ¡Un abrazo gigantesco!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s